Piquero patas azules bajo el sol.


Isla de Seymour. Esta pequeña isla de apenas 1 km se encuentra al Norte de la Isla Santa Cruz (Archipiélago de las Islas Galápagos, Ecuador). Las colonias de aves marinas en esta isla, como en tantas otras de las Galápagos, son sobrecogedoras. Cientos de aves anidan en esta isla y disfrutar del espectáculo de vuelo, de lucha, de apareamiento y cortejo es una experiencia única. Y lo es más, porque cada uno de esos espectáculos pueden disfrutarse desde ‘primera fila’.

Una de las características comunes prácticamente toda la fauna de Galápagos, es su falta de miedo. La ausencia de depredadores ha llevado a que los animales no tengan miedo a nada, y por ello los animales no huyen ante la presencia humana y podemos aproximarnos a ellos mucho más que animales que tienen activado el ‘chip del peligro’.

A pesar de que los piqueros patas azules se observan fácilmente en gran parte del archipiélago, teníamos ganas de verlos de cerca y en acción. ¿Qué acción? La de la llamada del amor, porque el ritual amoroso que tienen las parejas de piqueros es muy divertido y elegante. El baile alternante entre macho y hembra es de una gran precisión y belleza y verlo a 2 metros de distancia es un verdadero espectáculo de la naturaleza.

Además de los piqueros patas azules, en Seymour también  podemos encontrar leones marinos,  fragatas, piqueros de Nazca  y varias especies de gaviota.

 

piquero_patas_azules_Galapagos

Un piquero patas azules bajo el intenso sol de mediodía en la Isla de Seymour (Islas Galápagos)

La foto.

La anterior imagen, como es lógico, es un piquero de patas azules de la isla de Seymour. Paseando por el camino vimos este ejemplar inmóvil. Su situación bajo un árbol seco de los varios que salpican esta árida isla y el sol del mediodía, me llevaron a hacer un contrapicado para mostrar la aridez de la isla y los individuos que la habitan.

Cuestiones logísticas.

Para acceder a Seymour es obligatorio ir acompañado de un guía oficial del Parque Nacional. Por ello, lo más fácil es contactar con alguna agencia de excursiones en Santa Cruz. La excursión que nosotros hicimos además de pasar por Seymour, hacía un par de paradas en la Playa de Bachas y en una pequeña isla delante de esa playa.

El precio de la excursión, que duraba todo el día, era d unos 200 $ por persona.


Deja un comentario